Evitar la desconexión SSH por inactividad

 

 

Para evitar la desconexión de una sesión SSH por inactividad simplemente hay que configurar la característica keep-alive en el cliente, en este caso un Debian 11.

 

Se edita el archivo ssh_config para enviar un keep-alive cada 60 segundos:

 

nano /etc/ssh/ssh_config

 

ServerAliveInterval 60

 

Por último, se añade al archivo ~/.ssh/config las siguientes líneas para que se aplique a todos los servidores a los que se conecte el cliente. En caso de no existir se crea.

 

touch ~/.ssh/config
nano ~/.ssh/config

 

Host *
ServerAliveInterval 60

 

 

 

Compartir en: